Select Page
Existen muchos tipos de copas, pero es ilógico explicar todas y cada una de ellas porque son muchísimas y es mejor ir por partes. Hoy te explico las copas habituales que encontrarás en eventos en donde se ofrece comida o cena.
Menu

Dependiendo del menú que se vaya a servir en el evento, te puede resultar más o menos complicado determinar cual es cual.

Si es un menú cerrado (menú seleccionado con anterioridad al evento), las copas han de estar colocadas con anterioridad y es donde tienes que saber para qué se utiliza cada una de ellas.

Si por el contrario estás en un restaurante, te irán cambiando la cristalería, cubertería y vajilla en base a lo que vayas pidiendo de la carta (el menú se elige en el momento de sentarnos a la mesa) y te será más sencillo identificar para qué es cada copa ya que te la traerá el camarero justo antes de traer el plato que lo acompaña.

También ayuda mucho que el camarero llena 1/3 de la copa del líquido que hayamos pedido, con lo que evitamos utilizar la copa inadecuada. Por ejemplo servirnos el vino en la copa de agua.

Desayun

En los desayunos, brunchs, tes o meriendas no usaremos éste tipo de copas. Es posible que cambien ciertas rutinas debido al país, el evento o incluso el lugar en donde se celebra la comida o cena, pero lo que si es seguro, es que siempre encontrarás 3 tipos de copas “básicas”.

En tu mesa deberías encontrarte como mínimo con una copa para el agua y otra para el vino. Si en la recepción se ofrece pescado, será la copa de vino blanco y si se ofrece carne, podrás distinguir la copa de vino tinto y si se ofrecen ambos platos, pues habrá ambas copas.

La copa de vino tinto suelen tener la boca más ancha que las de vino blanco y menos que las de agua. El diseño de la boca es para resaltar el buqué (aroma) del vino y de éste modo no se escapa la esencia. El cáliz es redondeado para que el vino pueda airearse. En lo posible trataremos de tomar la copa por el tallo, nunca por el cáliz. El vino tinto marida con carnes rojas, charcutería y caza.

La copa de vino blanco es algo más pequeña que la copa de vino tinto porque pierde menos aroma. El cáliz es más largo y esbelto y no es tan redondeada ya que el vino blanco no necesita respirar tanto como el tinto. Siempre hay que tomar la copa por el tallo y evitar tomar con los dedos el cáliz. Como dato añadido, el vino blanco se sirve frío y suele acompañar a platos de pescados, pastas, quesos, postres …

La copa de agua es la única copa que no se retira NUNCA  de la mesa hasta que el comensal se levante de la misma para irse. Incluso si ya está retirada toda la vajilla y cubertería restantes. Se reconoce rápidamente porque tiene el tallo más corto o más grueso, dependiendo de la marca. La boca es mayor, el cuerpo es mucho más grueso que el resto de copas, con redondeces más pronunciadas.

En hostelería todo se coloca en el orden en que se come o bebe para que el comensal no tenga que preocuparse demasiado. Ten en cuenta que todo está diseñado para los diestros, así que si eres zurdo, tendrás que pensar como diestro para entender la distribución.

Como diestro, tu mano derecha es la que siempre utilizas para tomar las cosas: copas, vasos, cubiertos, servilleta … y es por ello que las copas están colocadas a tu derecha y en el siguiente orden: vino tinto, vino blanco, agua y cava/champagne/espumoso (opcional) .

Las copas de vino pueden cambiarse, por ejemplo si el primer plato es pescado o pasta y el segundo es carne, el orden será vino blanco, vino tinto, agua. En otra ocasión te cuento cómo maridar el vino con la comida y así con solo ver la disposición de las copas o los cubiertos podrás saber si se sirve de primero sopa o caldo o carne o pescado.

La copa de cava o para vinos espumosos es opcional. Si por ejemplo el evento es una boda y al inicio se ofrece una recepción o cóctel, ya se sirve el cava y no es necesario volver a servirlo en la mesa.

Cualquier otro tipo de bebida, helado o caldo que se sirva en cristalería, deberá venir preparado de cocina, por lo que no es necesario distribuirlo en la mesa: sorbetes, gazpachos, chupitos …

En los enventos en donde hay menores, hay que saber que lugar van a ocupar para retirarles las copas de alcochol (vinos y cava). Normalmente se reserva una o varias mesas para los más peques y así es más sencillo servirles.

Tallos de copas