Select Page
Caballerosidad y feminismo

Caballerosidad y feminismo

Cuando un hombre te abre la puerta del coche para que salgas, te deja pasar al entrar a un edifico, mientras sujeta la puerta o te ayuda a cargar el peso de las bolsas, puedes pensar dos cosas: que es un caballero o que es un machista.

Dependiendo de la mujer con quien hables, puede que te diga que la caballerosidad está pasada de moda y pertenece a otra época, en donde las mujeres eran débiles y necesitaban a un hombre en su vida como si de un palo sustentor se tratara. Te dirá que los caballeros son machistas elegantes y con etiqueta, educados en rancias costumbres de otro siglo. Es posible que te diga que ser un caballero con una mujer, no es más que una forma de humillarla o hacerle sentir inferior o incluso que lo hace con segundas intenciones.

Por el contrario, otras mujeres prefieren pensar que un hombre tiene que ser galante y estar pendiente de las necesidades de las mujeres, apoyarlas en su debilidad y no permitir que sufran daños físico o psicológicos. Algunas mujeres creen solemnemente en la servidumbre que un caballero le debe a una mujer.

Feminista ante todo

Cuando un hombre es caballeroso o galante contigo, ¿qué piensas? ¿acudes a los estereotipos? ¿sonríes agradecida, o por el contrario le recriminas con la mirada?

En reuniones de cierta índole, los caballeros muestran su etiqueta para con las señoras, prestando toda al sector femenino de forma prioritaria: colocar la silla, servir primero a las señoras o levantarse cuando una mujer llega o abandona la mesa. Éste tipo de comportamiento, no es indicaivo de la vulnerabilidad de una mujer o de la supremacía del hombre.
Aunque puedas pensar que es una costumbre que pertenece a otro siglo, la verdad es, que ser feminista y permitir que un hombre te abra la puerta del coche, o te ayude con la silla, no están reñidos.

Cuando hablamos de la autosuficiencia de la mujer, dejamos claro que tenemos las mismas capacidades que un hombre para vivir nuestra vida con nuestros propios recursos, por lo que cuando un hombre se ofrece a ayudarnos con las bolsas o nos cede el paso ante una puerta, nuestra bombillita de atención se enciende.

Caballero

Los caballeros de hoy

Hace dos siglos, ser caballero era una distinción obligatoria que cumplían incluso los hombres de más baja posición, porque en muchas ocasiones si no se cumplía con el protocolo caballeresco, podría incurrir en una falta grave por agravio a una dama o porque daba a entender que no le respetaba y pretendía asuntos oscuros hacia ella.

Con el tiempo, la caballerosidad ha sido relegada a círculos como la realeza o cierta clase social, pasando inadvertida en la actualidad en las clases medias. A fuerza de esterotiparla o de utilizarla mal (la caballerosidad), las mujeres hemos dejado de ver el fino velo que separa a un caballero de un pesado con doble intención. Ahora es común que asociemos la caballerosidad con:  “éste algo quiere“.

Como en cualquier reunión social que implique relación con otras personas, lo más importante no son los caros trajes de diseño o las exclusivas joyas en los cuellos, la verdadera protagonista es la educación, la buena educación, que no tiene nada que ver con “el qué dirán” que tanto confunden algunos.
Cuando una mujer es educada, sencillamente decimos que tiene buenos modales y que sabe comportarse en sociedad (porque utilizar el término dama es demasiado pomposo), pero cuando un hombre se comporta educadamente y con cierta distinción especialmente hacia la mujer, es cuando decimos que es un caballero.

Ahora bien, llegas cargada de bolsas de la compra al portal de tu casa y un hombre se te acerca, ¿sentirías que te maltrata como mujer o te hace sentir inferior al abrirte la puerta, o incluso si se ofrecerse a llevar las bolsas? Supongo que dependiendo de la persona, del humor y de las experiencias pasadas, o de la necesidad de soltar cuanto esas pesadas bolsas, se puede reaccionar de una forma u otra.

Es posible, que lo que protocolariamente se considera como un caballero, no sea más que una persona educada, con gran empatía hacia el resto de personas que no duda en ayudar a quien se encuentra en apuros. Entonces, ¿porqué nos incomoda que un extraño nos sujete una puerta? ¿Tan tatuado nos ha quedado el miedo a ser atacados que hemos desecho por completo ésta opción?

El caballero en tu vida diaria

Todo ésto que te digo, está un poco enfocado con la vida pública y el encuentro que puedas tener con un desconocido, porque supongo que lo verás distinto si dirigimos la situación a un caso más privado. Cuando no estás acostumbrada a ciertos tratos de un caballero, puede resultar bastante incómodo al principio pero después, es posible que te quedes esperando ante una puerta a que tu pareja o amigo la abra. ¿Crees que no es posible?.

Unidos

Ser un caballero es un acto de gentileza, cordialidad o urbanidad, como quieras llamarlo y nunca has de sentir que un hombre trata de humillarte por cederte el asiento, cederte el paso, abrite o sujetarte una puerta o que te invite a una cena. Todos sabemos a éstas alturas, que las mujeres no somos objetos y que somos autosuficientes como para poder abrir nuestra propia puerta del coche, nadie tiene dudas al respecto y es bueno que sepan que lo que pensamos.

Es sencillo que pienses que te ha costado mucho llegar a donde estás, que la mujer tiene que ganarse el respeto y la igualdad a golpe de lucha y reivindicación, que no vas a dejar que nadie te haga sentir inferior o inútil abriendo tu puerta o tapándote con el paraguas. Eres fuerte, autosuficiente y no necesitas que un hombre, aunque sea conocido, venga a rescatarte como a una princesita de Disney.

Lo importante es que si un hombre determina que desea ser un caballero ante las mujeres y siente la necesidad de abir una puerta, no siempre tenemos que sentirnos ofendidas y lanzar sobre ellos toda nuestra bilis. Existen los caballeros, existen las mujeres a quienes les encanta ser tratadas por caballeros y existen mujeres que detestan éste trato por sentirse ofendida o maltratada por un hombre, pero también existen los caballeros feministas que tan solo quieren agradar y/o ayudar sin esperar nada a cambio.

Estás en tu derecho a dictaminar si aceptas o no el trato de un caballero y por supuesto, será una decisión acertada. Lo imporante es que sepas que actualmente ser un caballero no determina que un hombre sea machista, al igual que si una mujer se deja ayudar por un caballero, no implica que pierda sus derechos feministas.

Aprendre a distinguir a un caballero de un embaucador y sobre todo respetar las decisiones de los demás (por ambas partes), es un buen comienzo para que el feminismo y la caballerosidad puedan vivir juntos.

Té, ¿puedo tomarte? Cómo preparar un “tea break”

Té, ¿puedo tomarte? Cómo preparar un “tea break”

Si eres de la creencia de que el té es la infusión del Reino Unido por excelencia, estás en lo cierto, pero si eres de la creencia de que el orígen es totalmente británico, ahí ya te equivocas. No voy a darte clases de historia, pero sí te recomiendo que leas Sabrosía en donde despejan la duda del orígen de ésta deliciosa bebida.

El té se toma en China desde hace más de 4700 años, pero se popularizó en la isla británica y hoy en día se conoce por su consumo de forma tradicional.

En Japón existe la famosa Ceremonia el Té o chanoyu que consta de 15 pasos principales y cuyos conceptos básicos son la armonía (wa), el respeto ( kei), la pureza (sei) y la tranquilidad (jaku). También existe ésta ceremonia en China.

Hoy el té se toma de forma universal y exisen teterías en cualquier parte del mundo y puedes encontrar todo tipo de cerámicas, accesorios y acompañamientos con ésta milenaria bebida.
¿Qué té debo utilizar?

Existen muchas marcas de té en el mercado y dependiendo de dónde vivas y de tus costumbres utilizarás una u otra. Las marcas más características en Reino Unido son Earl Grey, Assam, Darjeeling o Lapsang Souchong.

Si puedes, utiliza té en ramas o en hojas antes que las típicas bolsitas preparadas, porque será un té más natural. Necesitarás un pequeño colador para colocar sobre la taza al servir.

¿Cómo servir un té correctamente?

Si eres el anfitrión, deberás tener presente una serie de detalles a la hora de presentar a tus invitados todo tu armamento “teístico”. El té puede ser acompañado de bollería, galletitas, sandwiches, ensaldas o fruta. El modo correcto de presentar el té (en hostelería) es cuando le ofreces a cada invitado su propia tetera, de éste modo cada uno infusionará su té al gusto: más suave o más concentrado.
¿Con qué acompañamos el té?

Aunque lo importante es la taza con el riquísimo líquido en su interior, obviamente es una excusa para tomar un bocado y tienes que procurar que sea delicioso. Los acompañamientos pueden ser: Sandwiches o emparedados, frituras, patatas fritas, pan, ensaladas, fruta, mermeladas, natas, merengues o cremas, scones, bizcochos, cup-cakes, bombones … y cualquier cosa que se te ocurra.

La comida puedes servirla en fuentes y fruteros y cada comensal tendrá un plato con cubiertos y servilleta, para servirse. Es importante acompañarlo todo de diferentes tipos de azúcares: blanco, moreno, sacarina, etc. No olvides otros acompañamientos como mermeladas, mantequillas y untables en general.

Procura tener a disposición de todos una jarra con agua o vasos individuales preparados y adornados con hielo y distintas hierbas aromáticas o frutas del bosque, para tomar agua después de la degustación.

¿Cómo disponemos la mesa?

Bien, ésto es lo que vas a necesitar:
Paltos medianos o de merienda (más pequeños que los de comida o cena) para la merienda y otro más pequeño para el pan. Servicio de té: platito y taza.
Tenedores, cuchillos y cucharas de postre. Además necesitarás cucharillas pequeñas para el azúcar.

De cerámica preferentemente. Si cada comensal tiene su propia tetera, deberá ser más pequeña, de uso individual.  Las jarritas de cerámica (a juego con la tetera), una para la leche y otra para la crema.

   

Vasos para agua. Jarra para agua. Copa de champagne.
Servilletas. Colador pequeño. Fuente de varios pisos para los dulces, sandwiches, fruta … Pinzas para servir (puede ser una cuchara y un tenedor). Pequeños recipientes para: limones cortados, cremas o mermeladas, azúcar, mantequilla … Opcional puedes presentar una cuidada selección de tés para que tus invitados puedan elegir a su gusto.      

Para disponerlo sobre la mesa, primero tienes que procurar que la mesa esté cubierta con un mantel y un cubre mantel limpios y sobre todo bien planchados.

En el centro de la mesa irán las bandejas y fuentes con los dulces, sandwiches y demás comida. Si te queda demasiado espacio libre, puedes poner un centro de flores.

Procurate una mesita auxiliar para tener la tetera y poder colocarla después de servir a los comensales. Si vas a utilizar teteras individuales, tráelas preparadas con el agua caliente y que cada comensal elija y coloque dentro el té que desee y la cantidad.

Éste es el orden de colocación de la vajilla, cubertería, lencería y cristalería:

  • Delante del comensal tiene que estar el plato de postre.
  • A la izquierda del plato debe ir el pequeño plato del pan.
  • Los cubiertos van colocados a ambos lados del plato principal: cuchillo a la derecha (con el filo mirando hacia el plato) y el tenedor a la izquierda. También se pueden poner ambos al lado derecho para colocar la servilleta en el lado izquierdo.
  • La cucharilla del té puede ir junto con el servicio de té o colocado a lado del tenedor.
  • Si se va a servir agua o champagne, el vaso o copa irán inmediatamente por encima del cuchillo.
  • El servicio de té se coloca al lado izquierdo del plato principal.

Recuerda que en decoración, el gusto manda pero, cuanto más sencillo mejor. Procura no sobrecargar el centro de la mesa o incluso la comida que vas a servir, porque se trata de un leve “picoteo” de media tarde y mejor que sea poco y bueno.

Si quieres que el evento sea redondo, puedes enviar invitaciones una semana antes con temátiva vintage o incluso steampunk y pedirle a tus invitados que se vistan de acuerdo al tema de la reunión.

Si la reunión es más informal, puedes ahorrar sacar cierta vajilla como por ejemplo teteras individuales.

Aprovecha el buen tiempo y nunca dejes pasar la oportunidad de tener una reunión de media tarde, alrededor de una deliciosa taza de té, en el exterior (si el tiempo y el lugar lo permiten).

¡Salud! y cuida-té.

Decora tu evento con flores

Decora tu evento con flores

La parte más importante de un evento, es sin duda la decoración. De ella depende que tu evento resulte sobrecargado, que se entienda la temática o que resulte escaso. Existen muchos componentes que harán que la decoración sobresalga por su elegancia y sencillez, pero el más común y más maleable en la decoración de todo tipo de eventos, es sin duda el uso de flores y plantas.

No puedes presentar una mesa para una reunión informal sin un centro de mesa sencillo, pero que otorgue calidez al ambiente. Por supuesto, no podemos hablar de eventos como bodas, Primeras Comuniones o diversos festejos, sin hablar de la decoración floral.

The most important part of an event is undoubtedly the decoration. Decoration depends on your event runs very ornate, the subject is understood or is limited. There are many components that make decoration stand out for its elegance and simplicity, but the most common and most malleable in decorating all kinds of events, is certainly the use of flowers and plants.

You can not put a table for an informal meeting without a center single table, but that gives warmth to the atmosphere. Of course, we can not talk about events such as weddings, First Communions or various celebrations, not to mention the floral decoration.

En el caso de las bodas es tan impotante, que la propia novia llevará su propio ramo de flores, indicando el gusto personal de la futura esposa y conjuntando los colores con la temática del resto del evento y como no, del novio.

Las flores podemos utilizarlas de tantas formas como nuestra imaginación sea capaz de crear. Te propongo algunas flores o plantas y sus usos de forma genérica, luego tu has de crear tu propia decoración y sacarle el mayor partido posible.

In the case of the wedding, flower decoration is so important that the bride herself take her own bouquet, indicating the personal taste of the bride and matching colors with the theme of the rest of the event and of course, the groom.

The flowers can be uses as many ways as our imagination is able to create. I propose some flowers or plants and their uses generically, then you have to create your own decoration and make the best of it.

Ramos de novia

Ramo de dalias rosas, alcatraces, iris, centeaureas cineraria y peonías. Ramo creado por Art Stems of Lygon . Foto de Steward Leisman.

Bouquet of pink dahlias, calla lilies, iris, and peonies centaurea cineraria. Bouquet created by Art Stems of Lygon. Steward Leisman photo.

Rosas de jardín, dalias y lilrios. Ramo creado por Il profumo dei fiori. Foto de Cinzia Brushini.

Garden roses, dahlias and lilies. Bouquet created by Il Profumo dei Fiori. Cinzia Brushini photo.

Ramo de peonias y flores silvestres con tonos lilas. Creado por Ami Osaba Events. Foto de Amy Arrington.

Bouquet of peonies and wild flowers with purple tones. Created by Ami Osama Events. Photo by Amy Arrington.

Ramo de flores de lis con profundas sombras púrpura. Foto Red Shadow Photo.

Bouquet of lily flowers with deep purple shadows. Red Shadow Photo.

Ramo de anémonas, que son flores silvestres griegas. Foto de Dennis Kwan Weddings.

Bouquet of anemones, which are Greek wildflowers. Weddings Dennis Kwan photo.

Ramo de amarilis con forma parecida a los lirios. Foto de Christian Oth Studios.

Amaryllis bouquet shaped like lilies. Photo by Christian Oth Studios.

Decoración de mesas

Centros de mesa

Dependiendo del evento, el uso y abuso de flores tiene que restringirse, porque no se decora igual un centro de mesa para una boda que para una convención de médicos, en donde se requiere más sobriedad. Por lo general, la decoración floral rellena los espacios que la vajilla, lencería y cristalería no pueden. La saturación de los elementos silvestres dependerán del gusto de los homenjeados y de el espacio que necesitamos rellenar en las mesas. No es necesario poner flores y centros por todas partes sin sentido y mezclando colores de cualquier forma. El orden y la sencillez muchas veces es la mejor opción decorativa.

Depending on the event, the use and abuse of flowers have to be restricted, because it is not decorated a table centerpiece for a wedding the same way for a medical convention, where more sobriety is required. Usually, the floral decoration that fills the spaces crockery, linen and glassware can not. The saturation of wild elements depend on the taste of the honorees and the space we need to fill in the tables. No need to put flowers and centers everywhere and mixing colors meaningless anyway. The order and simplicity is often the best decorative option.

Los pequeños cactus son una alternativa a la decoración floral en enventos. Algunos detalles que dejarán al comensal o invitado impresionado pueden ser: la decoración del plato y sobre el menú, una pequeña maceta de terracota con un cáctus para regalar, un camino de flores en medio de la mesa con pequeños cactus alternados entre las flores, un recipiente con la inicial del homenajeado o novios y en su interior algunos de éstos amiguitos que tanto nos gustan. La variedad es infinita. ¡Usa cactus!

Small cactus are an alternative to floral decoration in envents. Some details that will impress the commensal or guest can be: decorating the plate and on the menu, a small terracotta pot with a cactus gift, a path of flowers in the middle of the table with small alternating cactus among the flowers, a container with the initial honoree or grooms and inside some of these little friends that we love. The variety is endless. Use cactus!

Decoración de techos

Al final de algunos eventos y celebraciones como bodas, comuniones o incluso reuniones empresariales, se suele agasajar al invitado con un pequeño regalo o detalle como recuerdo del evento. También es cada vez más habitual encontrar la situación de los invitados en la mesa de un evento, sobre un soporte distinto al papel. Las flores y vegetales también cumplen un gran papel en éste apartado, porque ya quedó atrás cuando se regalaban inútiles detalles que se colocaban en cualquier sitio en casa acumulando polvo y sin función ninguna. ¡Regala flores y plantas!

At the end of some events and celebrations such as weddings, First Communions or business meetings, often entertaining the guest with a small gift or a souvenir of the event. It is also increasingly common to find the situation of the guests at the table of an event, on a support different role. Flowers and vegetables also play a great role in this section, because we do not want more useless presents that we place at home anywhere gathering dust. Use flowers and plants as a gift!

¿Para qué se usa cada copa?

¿Para qué se usa cada copa?

Existen muchos tipos de copas, pero es ilógico explicar todas y cada una de ellas porque son muchísimas y es mejor ir por partes. Hoy te explico las copas habituales que encontrarás en eventos en donde se ofrece comida o cena.
Menu

Dependiendo del menú que se vaya a servir en el evento, te puede resultar más o menos complicado determinar cual es cual.

Si es un menú cerrado (menú seleccionado con anterioridad al evento), las copas han de estar colocadas con anterioridad y es donde tienes que saber para qué se utiliza cada una de ellas.

Si por el contrario estás en un restaurante, te irán cambiando la cristalería, cubertería y vajilla en base a lo que vayas pidiendo de la carta (el menú se elige en el momento de sentarnos a la mesa) y te será más sencillo identificar para qué es cada copa ya que te la traerá el camarero justo antes de traer el plato que lo acompaña.

También ayuda mucho que el camarero llena 1/3 de la copa del líquido que hayamos pedido, con lo que evitamos utilizar la copa inadecuada. Por ejemplo servirnos el vino en la copa de agua.

Desayun

En los desayunos, brunchs, tes o meriendas no usaremos éste tipo de copas. Es posible que cambien ciertas rutinas debido al país, el evento o incluso el lugar en donde se celebra la comida o cena, pero lo que si es seguro, es que siempre encontrarás 3 tipos de copas “básicas”.

En tu mesa deberías encontrarte como mínimo con una copa para el agua y otra para el vino. Si en la recepción se ofrece pescado, será la copa de vino blanco y si se ofrece carne, podrás distinguir la copa de vino tinto y si se ofrecen ambos platos, pues habrá ambas copas.

La copa de vino tinto suelen tener la boca más ancha que las de vino blanco y menos que las de agua. El diseño de la boca es para resaltar el buqué (aroma) del vino y de éste modo no se escapa la esencia. El cáliz es redondeado para que el vino pueda airearse. En lo posible trataremos de tomar la copa por el tallo, nunca por el cáliz. El vino tinto marida con carnes rojas, charcutería y caza.

La copa de vino blanco es algo más pequeña que la copa de vino tinto porque pierde menos aroma. El cáliz es más largo y esbelto y no es tan redondeada ya que el vino blanco no necesita respirar tanto como el tinto. Siempre hay que tomar la copa por el tallo y evitar tomar con los dedos el cáliz. Como dato añadido, el vino blanco se sirve frío y suele acompañar a platos de pescados, pastas, quesos, postres …

La copa de agua es la única copa que no se retira NUNCA  de la mesa hasta que el comensal se levante de la misma para irse. Incluso si ya está retirada toda la vajilla y cubertería restantes. Se reconoce rápidamente porque tiene el tallo más corto o más grueso, dependiendo de la marca. La boca es mayor, el cuerpo es mucho más grueso que el resto de copas, con redondeces más pronunciadas.

En hostelería todo se coloca en el orden en que se come o bebe para que el comensal no tenga que preocuparse demasiado. Ten en cuenta que todo está diseñado para los diestros, así que si eres zurdo, tendrás que pensar como diestro para entender la distribución.

Como diestro, tu mano derecha es la que siempre utilizas para tomar las cosas: copas, vasos, cubiertos, servilleta … y es por ello que las copas están colocadas a tu derecha y en el siguiente orden: vino tinto, vino blanco, agua y cava/champagne/espumoso (opcional) .

Las copas de vino pueden cambiarse, por ejemplo si el primer plato es pescado o pasta y el segundo es carne, el orden será vino blanco, vino tinto, agua. En otra ocasión te cuento cómo maridar el vino con la comida y así con solo ver la disposición de las copas o los cubiertos podrás saber si se sirve de primero sopa o caldo o carne o pescado.

La copa de cava o para vinos espumosos es opcional. Si por ejemplo el evento es una boda y al inicio se ofrece una recepción o cóctel, ya se sirve el cava y no es necesario volver a servirlo en la mesa.

Cualquier otro tipo de bebida, helado o caldo que se sirva en cristalería, deberá venir preparado de cocina, por lo que no es necesario distribuirlo en la mesa: sorbetes, gazpachos, chupitos …

En los enventos en donde hay menores, hay que saber que lugar van a ocupar para retirarles las copas de alcochol (vinos y cava). Normalmente se reserva una o varias mesas para los más peques y así es más sencillo servirles.

Tallos de copas